Download this positioning paper in English HERE

Este 27 de marzo del 2024, en Estrasburgo, ha tenido lugar una Conferencia de Alto Nivel del Consejo de Europa, en la cual nuestros derechos como personas locas, (ex)usuarias y supervivientes de la psiquiatría estaban en cuestión. Sin embargo, se han excluido nuestras voces de esta conferencia. Nuestras compañeras de We Shall Overcome (WSO), una organización Noruega de personas usuarias y supervivientes de la psiquiatría, fueron invitadas a participar. No obstante, después de que enviaran su intervención a los organizadores, el día antes de la Conferencia, éstos les pidieron que la “reescribieran” y, posteriormente, censuraron su participación, diciéndoles que “se fueran a casa”.

La conferencia titulada Of Unsound Mind[1]: Enfoques conformes al Convenio para la ejecución de sentencias relativas a la detención y el tratamiento involuntarios por motivos de salud mental, estaba siendo organizada por el Departamento de Ejecución de Sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Su objetivo explícito era “aclarar las normas jurídicas” relativas a la práctica psiquiátrica, de acuerdo con los artículos de Prohibición de la tortura (art. 3); Derecho a la Libertad (Art. 5) y Derecho al respeto a la vida privada y familiar (art. 8) del Convenio Europeo de Derechos Humanos, que entró en vigor en 1953 y fue ratificado por España en 1979.

El Departamento de Ejecución de Sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha censurado la intervención de WSO por defender que se respeten nuestros derechos, sin ninguna excepción; por ejemplo, sin recurrir a criterios como el “riesgo” o la “peligrosidad” para justificar ingresos y tratamientos forzosos. La Conferencia del Consejo de Europa buscaba perpetuar el internamiento y el tratamiento forzosos en salud mental, sin importar que hayan sido abolidos por la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas (CDPD). La CDPD es un tratado internacional vinculante de derechos humanos, ratificado por todos los estados miembros del Consejo de Europa y por la Unión Europea.

Con este comunicado queremos:

  • Manifestar a WSO nuestra solidaridad, apoyo y profundo agradecimiento por la defensa de los derechos humanos de nuestro colectivo que está llevando a cabo en la esfera internacional.
  • Denunciar públicamente la censura por parte del Departamento de Ejecución de Sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, y exigir que el Convenio Europeo de Derechos Humanos, sea armonizado con la CDPD, a fin de abolir el internamiento y tratamiento forzosos en los sistemas de salud mental.
  • Difundir la intervención de Hege Orefellen (WSO) que fue censurada en la Conferencia de Alto Nivel del Consejo de EuropaOf Unsound Mind“, en su versión original en inglés, que también hemos traducido al español. Coincidimos plenamente con lo que Hege Orefellen reivindica allí para nuestro colectivo, y te animamos a leerla:
    • Consulta AQUÍ el original en inglés
    • Descarga AQUÍ la traducción al español.

Defendemos nuestra lucha histórica como personas locas y supervivientes de la psiquiatría. Nuestros derechos y libertades fundamentales deben ser reconocidos y respetados, sin excepciones, por todos los organismos y tratados internacionales, por los Estados, y por la sociedad civil.

[1] La traducción al español e “of unsound mind” incluye expresiones tales como: falto/a de cordura; irracional, que no está en su sano juicio, mentalmente incapacitado/a, mentalmente inestable, mentalmente enajenado/a, trastornado/a mental, etc. Se trata de un término empleado en el artículo 5.1.e del Convenio Europeo de Derechos Humanos, que en la versión española publicada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha sido traducido por “de un enajenado”.

Comentarios: