De acuerdo a las estadísticas, el año pasado en España 3.696.000 personas vivieron un trastorno mental, de los cuales más de 250.000 fue un trastorno mental grave.