X

Hablar del estigma y el autoestigma, una necesidad

Ilustración © Cristina Méndez

Para las personas que tenemos un trastorno mental, los conceptos de estigma y autoestigma son básicos. Todos nosotros, antes o después, nos hemos encontrado en una situación en la que hemos sido discriminados por nuestros problemas mentales. Y lo que es peor, nos hemos puesto límites a nosotros mismos porque interiorizamos las ideas erróneas, falsas y llenas de prejuicios de una sociedad que nos rechaza.

Así pues, para nosotros, ActivaMent Catalunya Associació, una organización que está formada por personas con trastorno mental y por colaboradores muy conscientes de lo que es el estigma, la lucha contra esta forma de discriminación se convierte en una prioridad. Creemos que ha llegado el momento de que, con calma pero también con un poco de rabia, entremos en combate contra algo que nos hace mucho daño.

El estigma está presente en todas partes: en la familia, la pareja, las relaciones sociales, el trabajo y en nuestras propias mentes. Como es algo arraigado en la cultura occidental, nos lo encontramos en todas las facetas de la vida. Y precisamente por eso, la lucha contra él se hace difícil. Las personas más bienintencionadas pueden hablar de forma discriminatoria. Los medios de comunicación nos estigmatizan de forma constante sin ser conscientes de ello. Los escritores en sus libros construyen tramas en que el malo es una persona con trastorno.

En este Blog encontraréis lo que las personas de ActivaMent hemos reflexionado y estudiado sobre todo ello. Por supuesto, no somos neutrales. Las cosas de las que hablamos aquí nos han hecho mucho daño. Y sabemos que nos lo continuarán haciendo. Nos enfada que en ocasiones, después de dejar muy claro que, por ejemplo, las personas con trastorno no somos violentos y que explicitemos este mensaje, en las películas, en los diarios o en la televisión, se nos siga tratando como a criminales por tener un diagnóstico. Nos da rabia que el hecho de que nos traten así y nos hagan sentir así, se convierta en una profecía autocumplida. O que a causa de ello no consigamos empleo o nos despidan de uno.

En muchos de nuestros artículos hablamos con los datos y la ciencia en la mano. Podemos demostrar que el estigma es un prejuicio. Y podemos demostrar que si nos dieran un poco más de apoyo social, no discriminatorio, podríamos aportar mucho a la sociedad. Somos personas normales, diferente cada uno en su individualidad, y queremos integrarnos y ayudar en lo que podemos.

Esperamos que estas palabras os hagan reflexionar sobre cómo nos tratáis, cómo nos trata la cultura y la sociedad, y cómo nos tratamos a nosotros mismos. Esperamos que después de leer esto os acerquéis a nosotros sin miedo y rechazo, sino con aceptación. Esperamos que habléis a otras personas de lo que aquí leáis y extendáis la idea. Se trata de hacer una pequeña revolución que nos puede favorecer a todos. Nadie está libre de tener problemas de salud mental en un momento dado de su vida. Nadie puede decir que él o ella está completamente sano mentalmente. Una cuarta parte de la población padece o padecerá un problema de salud mental. Se trata de humanizar la sociedad. Y esto es siempre beneficioso.

Fèlix Rozey


Deixa el teu comentari

Leave a reply

Back to Top