X

Hemos sufrido un genocidio

Fotografía © Irina Santos

       Voy a hablaros de lo que después de la Segunda Guerra Mundial se conocería como Aktion t4. Las personas sin problemas de salud mental nos atribuyen violencia sin fin. Y aquí quién sufre violencia y malos tratos somos nosotros.

       La eugenesia estaba de moda. Mejorar la raza a cualquier precio. No sólo en la Alemania nazi, sino en todo el mundo occidental. La supervivencia del más apto, en la Alemania nazi había llevado al pensamiento de Hitler y a justificar el infanticidio, la eutanasia y después al genocidio.

       La ideología era el darwinismo social. Según los seguidores de esta corriente, que inicialmente era minoritaria, si por ejemplo nacían un millón de niños, estaba justificado matar a los setecientos mil más débiles para que la especie humana mejorase.

       Por otra parte, una persona con problemas de salud mental, si costaba  dinero al Estado por su manutención, podía ser eliminada. El primer paso sería la esterilización y el segundo el asesinato masivo.

       Había gente en los Estados Unidos que admiraba la decisión de los alemanes en favor de la eugenesia. Y en el Reino Unido también había gente que la defendía.

       Finalmente, después de una fuerte campaña de propaganda, el mes de enero de 1940 empezó el genocidio. Hasta el mes de agosto de 1941, entre setenta y ochenta mil personas discapacitadas físicas y mentales fueron a las cámaras de gas. La realización del proceso fue hecha por médicos convencidos de la ideología nazi y por personal de las SS.

       En Alemania, sólo la iglesia católica realizó una tibia oposición organizada. Tan sólo pidió que no se obligara a los médicos católicos a colaborar en la operación.

       Pese a que la operación fue realizada lo más secretamente posible, fue trascendiendo a la opinión pública, y más y más gente manifestó su oposición. El régimen nazi dijo que detenía el proceso, pero los objetivos ya estaban cumplidos. Pese a estas declaraciones, la eliminación de personas con disminución continuó mientras duró el nazismo.

       Los que manejaban las cámaras de gas para el asesinato masivo, después realizaron la aniquilación de los judíos de Europa. La técnica del genocidio se estudió con nosotros.

       La oficina de la operación estuvo ubicada en una casa confiscada a sus propietarios judíos en la calle Tiergartenstrasse n. 4, de Berlin. De aquí el nombre de Aktion t4.

       No fueron sólo los alemanes. La Francia de Vichy, la Francia fascista, dejó morir de inanición a personas con problemas de salud mental internadas en instituciones. Así murieron miles de personas. Aquello seria dantesco.

       Que no nos vengan con que somos violentos. Los, entre comillas, “sanos” son mucho más violentos que nosotros.

Fèlix Rozey


Deixa el teu comentari

Leave a reply

Back to Top