X

Eugenesia y Trastorno Mental: una historia que no debe olvidarse

Eugenèsia

Ilustración © Sergi Balfegó

 

     Antes de la segunda guerra mundial, este concepto de la eugenesia estaba de moda. Se trataba de mejorar la raza humana a nivel genético. Creían que las razas inferiores y las personas inferiores estaban invadiendo el planeta. No creáis que sólo decían eso los nazis alemanes. La eugenesia, era estudiada en docenas de universidades de Estados Unidos, por ejemplo. Los pobres, los negros, las personas con trastorno mental, los inmorales, era mejor si eran esterilizadas. Y en muchos casos estas ideas les costaron la vida a muchas personas. Los eugenistas americanos, a pesar de que sus teorías no tenían ninguna base científica, decían que la sociedad no debía permitir la reproducción de degenerados.

     En aquellos tiempos, nadie sabía exactamente lo que era un gen, pero los eugenistas y los detractores de la emigración juntaron sus esfuerzos para hacer presión a los gobiernos para esterilizar y si era necesario, como dijeron algunos, exterminar a los inferiores. Al mismo tiempo, se quería impedir la llegada de inmigrantes, también considerados degenerados.

     Tras la Segunda Guerra Mundial, nadie era eugenista ni lo había sido nunca. Se pasaba de puntillas en las biografías de muchas personas famosas sobre sus ideas sociales y raciales. Se habían encontrado el exterminio de judíos, homosexuales, personas con problemas mentales o gitanos.

     La realidad es que en 29 estados americanos se habían aprobado leyes para permitir la esterilización. Y por ejemplo, el gobierno de Vichy, el de la Francia derrotada por los nazis, dejó morir entre cuarenta mil y cincuenta mil internos en psiquiátricos de inanición.

     Vayamos con cuidado con según qué ideas, porque no sabemos a dónde nos pueden llevar.

Fèlix Rozey

¿Quieres leer más sobre este tema? Clicka en el siguiente enlace:

http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=9965


Deixa el teu comentari

Leave a reply

Back to Top